Novedades

Queridos inmigrantes: ¡Feliz Día de Canadá!

Este lunes 1 de julio celebramos el Día de Canadá. Son 157 años desde que se formó el país y
me gustaría resaltar no solamente a Canadá como país receptor de inmigrantes, sino que también
quiero destacar a esos inmigrantes que han creado y que continúan manteniendo a este gran país.
Históricamente sabemos que las vías de los trenes fueron construidas por inmigrantes de China, de la
India, por italianos y más, y que la construcción en general del país fue hecha por inmigrantes, por lo
que cuando celebramos el Día de Canadá estamos celebrando al país en sí pero también estamos
celebrando el aporte que hemos hecho las distintas comunidades que hemos llegado.


Durante los últimos años en particular ha sido notable que se haya visto más que nunca la necesidad del
inmigrante en las industrias más importantes del país, y me refiero a la agricultura que se ha visto
afectada por la falta de la llegada de los inmigrantes, así como también a muchas otras industrias a
través del país, a las cuales, debido sobre todo a la pandemia, los trabajadores extranjeros no pudieron
llegar y por tanto estas industrias se han visto afectadas.


Generalmente no se le da mucha importancia a los inmigrantes que trabajan en las áreas más
marginadas de la sociedad, ni tampoco a los inmigrantes más vulnerables, como es el caso de los
trabajadores agrícolas y quienes trabajan en el cuidado de enfermos y ancianos y de niños.
Sin embargo, la pandemia puso en el escaparate a estos grupos, y no solamente en los trabajos en sí,
sino que también despertó finalmente el interés en ellos por parte del gobierno, del Primer Ministro de
Canadá, de diversas instituciones y de muchísimas personas, que en su momento llamaron a estos
grupos de inmigrantes más vulnerables “Angeles de la Guarda”.

Hace poco, coincidiendo con la celebración del Día de Canadá, fue publicado un estudio del Centro de
Estudios y de Estándar de Vida, en el que se destacó que los inmigrantes que han llegado al país en los
últimos años son personas con un nivel académico elevado, muchísimo más alto que los canadienses
nacidos en Canadá. Son más jóvenes y son una fuerza muy importante para la economía canadiense.
Esto no es casualidad, ya que desde hace décadas Canadá está seleccionando a los mejores y a los más
brillantes inmigrantes del mundo, y cuando miramos los programas económicos vemos que se le está
dando preferencia a las personas más jóvenes y con más estudio y preparación en los idiomas inglés y
francés. En este sentido, la llegada de este tipo de inmigrantes es el resultado de la selección que hace el gobierno con respecto a la inmigración.


Por otro lado, también vemos la misma estrategia con respecto a los refugiados, no con los que llegan
directamente a Canadá a pedir refugio, sino que los refugiados que son seleccionado por el gobierno
canadiense como es el caso de los sirios, los yemeníes y los croatas. Cuando el gobierno selecciona a
estos inmigrantes evalúa el componente de persecución y el posible riesgo que corre la persona en su
país de origen o si es regresada a este, pero de igual forma también evalúa la posibilidad de que esta
persona pueda establecerse económicamente en Canadá. Es decir, a este tipo de refugiados también se
les selecciona basándose en el nivel de estudios, en la edad, en la experiencia laboral, en los
conocimientos de los idiomas inglés y francés, etc. Es por eso por lo que muchos de los refugiados Sirios y croatas se han establecido exitosamente y en algunos casos han creado empresas en las que dan trabajo a ciudadanos y residentes canadienses.

Pero hay que reconocer que desde inicios del siglo pasado Canadá ha sido y continúa siendo un ejemplo
a nivel mundial en relación con la recepción de desplazados y refugiados, un país que ha demostrado
innumerables veces su naturaleza humanitaria, y un país con el que los más necesitados del mundo
pueden contar. Entonces, a la luz de este reporte publicado, es importante tener en cuenta lo que plantean los resultados, pero es importante también notar que estos resultados son consecuencia de la estrategia que ha estado usando Canadá en los últimos años en relación con la inmigración que proviene de prácticamente todo el mundo.


Obviamente que la parte de que la mayoría de los inmigrantes que llegan al país son jóvenes también es
parte de la estrategia, porque ha sido diseñada para combatir el envejecimiento de la población dado el
alto número de adultos mayores que tiene Canadá, así como también para fortalecer la economía por
medio de los nuevos profesionales y trabajadores.

Pero no todo es color rosa. El reporte también dice que estos inmigrantes más educados y con mejor
nivel económico que los canadienses nacidos en el país todavía están ganando mucho menos que los
nacidos aquí en Canadá, y esto se debe a que aún hay mucho por hacer en términos de discriminación
por parte de ciertos empleadores hacia los inmigrantes, de que el inmigrante inicialmente tiene unas
redes de contacto mucho más débiles que los canadienses nacidos en el país, así como también porque
puede haber barreras de idioma. Sin embargo, en general el inmigrante está mucho mejor ubicado en
términos de empleo en sus áreas de trabajo que el nativo canadiense.

Algo que se debe destacar particularmente en este Día de Canadá es el tratamiento que ha tenido el
país hacia sus ciudadanos. No solamente hacia las personas con ciudadanía o con residencia
permanente, sino para todos los trabajadores temporales, los refugiados y las personas que se
encuentra en el país con estatus legal. Nosotros como ciudadanos de este país generalmente nos
quejamos porque tenemos que pagar impuestos, los cuales muchas veces nos parecen excesivos, pero
debemos destacar que estos impuestos no se pierden y lo podemos ver en toda la infraestructura del
país, etc. Hemos visto cómo el gobierno canadiense a nivel federal y los gobiernos provinciales y
municipales cumplen con sus papeles de gobierno en todas las situaciones, así como también que le
prestan ayuda a la ciudadanía en los momentos especiales en que esta más la necesita, como fue por
ejemplo el caso de la pandemia del COVID-19.


Obviamente hay algunos problemas, sobre todo con algunos grupos marginales de la sociedad
canadiense, pero diversas organizaciones de activistas, de profesionales y de derechos humanos, entre
otras, están trabajando activamente para que finalmente se den los cambios necesarios a fin de que
Canadá sea un país igualitario para todos. Y eso será más temprano que tarde.


¡Feliz Día de Canadá!

BA. B.Ed. Regulated Canadian Immigration Consultant ICCRC Number R410727

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *