Novedades

Regularizarán a mil trabajadores indocumentados de la construcción, pero se espera un programa más amplio


El Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, Sean Fraser, anunció el aumento en la cuota del programa piloto de regularización para trabajadores temporales de la construcción. Pero ponga mucha atención: este NO es el programa de regularización general que se espera que el gobierno implemente para todas las personas que viven sin estatus en el país.

En el 2019, el Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC), en asociación con el Congreso Laboral Canadiense (CLC), lanzó un programa piloto de residencia permanente para 500 trabajadores sin estatus en la industria de la construcción en el área metropolitana de Toronto (GTA), y ahora dicho ministerio anunció que va a extender y a ampliar dicho programa piloto, duplicando su alcance hasta 1,000 trabajadores de la construcción que viven y trabajan sin estatus en el GTA.

Las autoridades de inmigración explicaron que este programa reconoce el papel fundamental que desempeñan los trabajadores de la construcción en la cimentación y el crecimiento de nuestras ciudades, y por lo tanto les está ofreciendo a ellos y a sus familias un camino hacia la residencia permanente a fin de que puedan quedarse a vivir con estatus en el país.

En el anuncio plantearon también que este programa es uno de una serie de nuevas medidas implementadas para abordar la escasez de mano de obra en Canadá al garantizar que se traigan y retengan a los trabajadores que se necesitan para hacer crecer la economía y construir las comunidades.

“Este programa piloto es un importante paso adelante para abordar la escasez crítica de mano de obra en el área metropolitana de Toronto al apoyar la estabilidad en la industria de la construcción y sacar a los trabajadores de la economía clandestina. Al proporcionar vías regulares para los migrantes sin estatus, no solo estamos protegiendo a los trabajadores y sus familias, sino también salvaguardando el mercado laboral de Canadá y asegurando que podamos retener a los trabajadores calificados que necesitamos para hacer crecer nuestra economía y construir nuestras comunidades. Esta iniciativa es un testimonio del compromiso de nuestro gobierno de encontrar soluciones innovadoras para apoyar a la fuerza laboral de Canadá y fortalecer nuestra economía”, dijo el Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Sean Fraser.

El Programa, denominado Política Pública Temporal para Trabajadores de la Construcción sin Estatus en el Área Metropolitana de Toronto (Temporary Public Policy for Out-of-Status Construction Workers in the Greater Toronto Area) fue la respuesta a un informe parlamentario sobre la escasez de trabajadores en la industria de la construcción en algunas partes de Canadá y también abordó los estudios realizados sobre la vulnerabilidad de los trabajadores sin estatus. En el informe, se pidió al gobierno que buscara soluciones para los trabajadores de las industrias de la construcción que no tenían estatus migratorio en Canadá o que se encontraban en situaciones vulnerables.

Yo personalmente estuve involucrada en una fuerte campaña en el año 2005, de la cual fui la presidenta y que llevó por nombre “Support Don’t Deport”, y en la cual presentamos varias propuestas al gobierno de turno para que se le concediera la residencia permanente a miles de trabajadores de la construcción que en ese entonces eran pilares de la economía.

Esta campaña la lanzamos a través de una coalición en la que estaban involucrados sindicatos, organizaciones comunitarias, medios de comunicación y un sinfín de entidades que entendían la necesidad de hacer algo a favor de los trabajadores indocumentados.

Fuimos al Parlamento Federal a presentar las propuestas y avanzamos bastante en ese largo y difícil camino de tratar de convencer a los políticos de los beneficios de este tipo de medidas que, si bien son humanitarias, traen también consigo muchísimos componentes de beneficio para la economía local, regional y nacional.

Pero finalmente, y como resultado del informe parlamentario que menciono arriba, el gobierno lanzó en ese momento el proyecto piloto temporal para hasta 500 trabajadores sin estatus en la industria de la construcción en el GTA. Esto es para beneficio de la industria que necesita trabajadores, pero también para recompensar a los trabajadores que han venido a Canadá y han contribuido económicamente pero que no pueden regularizar su estatus migratorio por diversas razones.

A lo largo de los años, los anteriores programas para trabajadores temporales extranjeros hicieron que muchos trabajadores perdieran su estatus por una razón u otra debido a problemas con los mismos programas. Pero aun sin estatus, muchos continuaron trabajando y resolviendo la escasez de mano de obra en la industria de la construcción. No solo llenaron una necesidad en la industria, sino que también contribuyeron a las economías de sus comunidades. 

Pero, aunque continuaron construyendo sus vidas en Canadá, lo hicieron bajo constante miedo y atentos ante la posibilidad de perder todos los frutos de su arduo trabajo manual en Canadá. Este temor también hizo a muchos trabajadores vulnerables a la explotación y el abuso a manos de empleadores sin escrúpulos, y, al tener una fuerza laboral paralizada por el miedo y dispuesta a trabajar por salarios bajos, llegaron salarios más bajos para otros, incluidos los canadienses.

Así, la Política Pública Temporal para Trabajadores de la Construcción sin Status en el Área Metropolitana de Toronto (GTA) es un paso positivo para proteger a los trabajadores de la construcción y sus familias, y para llenar la actual escasez de mano de obra. También atacará los salarios bajos y detendrá la explotación de los trabajadores de la construcción.

Las personas elegibles tienen hasta el 2 de enero de 2024 para solicitar la residencia permanente y pueden incluir a sus cónyuges, parejas e hijos dependientes en su solicitud. Los posibles solicitantes continuarán enviando sus nombres al CLC, quien determinará su elegibilidad antes de remitirlos al IRCC.

En su comunicado, el Gobierno dice que tendrá en cuenta el asesoramiento de las consultas con académicos, organizaciones no gubernamentales, provincias y territorios a medida que explore “formas nuevas e innovadoras de regularizar la situación de los trabajadores indocumentados en Canadá”.

De hecho, lo que se sabe hasta el momento es que el departamento de Inmigración ha completado ya la investigación y la consulta para crear un programa de regularización más amplio basado en el programa piloto para trabajadores de la construcción, y el gabinete actualmente está sopesando diferentes opciones para un plan final, pero los detalles aún no se conocen.

Hay que recordar que cuando el Primer Ministro Justin Trudeau fue reelegido en el cargo en octubre del 2021, ordenó a su nuevo Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Sean Fraser, que buscara formas de regularizar a los miles de personas que viven de forma indocumentada en Canadá, por lo que se está esperando una legislación amplia al respecto.

Por el momento, en el programa piloto para trabajadores de la construcción que aumentó su cuota a mil cupos este año, solo califican los trabajadores de la construcción indocumentados que viven en las regiones de Toronto, Durham, Halton, Peel y York, y para ser elegible, un solicitante debe cumplir con los siguientes requisitos:

Un periodo de tiempo determinado con un permiso de trabajo o un periodo de tiempo determinado indocumentado, pero trabajando en la construcción. Tiene un miembro de la familia que vive en Canadá que es ciudadano canadiense o residente permanente, o tiene cónyuge o hijo en Canadá; tiene un nivel de inglés o francés de 4; y no ha cometido delitos que lo hagan inadmisible en Canadá, aparte de una violación de la ley de inmigración por permanecer más tiempo del autorizado en el país.

Las categorías de trabajo que califican para el programa incluyen: oficios y operadores calificados de transporte y equipo; oficios de mantenimiento y operación de equipos; instaladores y servicios residenciales y comerciales; operadores de equipos pesados (excepto grúas); y ayudantes y obreros de los oficios de la construcción.

comments icon0 comments
0 notes
26 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *