Información Legal

Las celebraciones de Navidad y Año Nuevo son un riesgo para los indocumentados

• Bookmarks: 3


Como ya es tradición, tal y como lo he hecho durante la última década, la columna de esta semana la escribo de cara a estas fiestas que se aproximan y va dirigida a todas aquellas personas de nuestra comunidad que por diversas razones viven de forma indocumentada en el país, así como también a los residentes permanentes. Porque en estas celebraciones es recomendable NO hacer ciertas cosas.

Estamos ya prácticamente dentro de las festividades de Navidad y Año Nuevo, y con la eliminación de las medidas de prevención para la pandemia provocada por el COVID 19, prácticamente todo está volviendo a la normalidad en el país. Y uno de esos eventos normales en esta época es que las autoridades policiales lanzaron ya su acostumbrada campaña propia de estas festividades conocida como RIDE (Reduce Impaired Driving Everywhere), mediante la cual buscan reducir el número de accidentes de tránsito que suceden en la provincia y que son producidos por conductores ebrios. La campaña fue lanzada el 17 de noviembre y va a concluir el 2 de enero del próximo año.

Definitivamente ésta es una campaña muy positiva para la ciudadanía en general dado que ayuda a que las calles de la ciudad sean más seguras para conducir. Sin embargo, podría ser una campaña bastante inconveniente para aquellas personas que viven en el país sin tener un estatus legal, y particularmente para quienes se ha producido una orden de arresto por parte del Departamento de Inmigración.

Durante las fiestas de fin de año generalmente todo mundo se relaja y disfruta de las festividades, pero son fechas en las que también, lamentablemente, las personas que no tienen estatus legal y las personas que aún no son ciudadanas y han tenido problemas con la policía, deben estar más alerta que de costumbre.

Particularmente desde que se implementó la Ley C-46 el 19 de diciembre del 2018, la cual permite legalmente a la policía exigir una muestra de aliento obligatoria a cualquier conductor que detengan, no sólo si sospechan que ha estado bebiendo, y que puede llevar a un indocumentado o a un residente permanente a ser deportado por criminalidad seria.

Adicionalmente, hay que tener en cuenta que el Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá ha reiniciado las deportaciones luego de que estas estuvieron suspendidas durante casi un año debido a la pandemia.

Porque hay que recordar que la ley es clara al establecer que cuando a una persona se le ha encontrado inadmisible para permanecer en Canadá y ha usado ya todas las opciones de apelación, es sujeto a deportación y la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (Canada Border Services Agency, CBSA) tiene la obligación de sacarla del país.

También debemos tener en cuenta que desde el año 2018 las cosas se complicaron mucho más para todos los residentes permanentes en general, no sólo para quienes puedan tener un problema penal, ya que si se les hacen cargos por manejar en estado de ebriedad o bajo la influencia de drogas pueden perder la residencia permanente.

Y durante la campaña RIDE, básicamente los agentes de policía se ubican en puntos estratégicos de la ciudad con el objetivo de detener a los automovilistas para detectar si están conduciendo bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Como ya dije antes, ésta es una campaña muy buena con la que todos, sin excepción, debemos colaborar.

Pero ahora bien, pensando en las personas indocumentadas y en los residentes permanentes que han sido condenados a 6 o más meses de cárcel en algún momento, éstas personas deben saber que si bien en esta campaña no es que las autoridades necesariamente los estén buscando a través de estos operativos, lo que sucede es que evidentemente hay un aumento de visibilidad de la policía y esto puede generar problemas a aquellos que viven sin un estatus legal en el país, ya que se propicia un alto porcentaje de posibilidades de que sean detenidas.

Es decir, las personas que están indocumentadas y para las cuales hay una orden de arresto, podrían ser detenidas por encontrarse en el lugar equivocado en el momento equivocado.

De igual forma, las personas que son residentes permanentes y han tenido problemas con las leyes podrían tener cargos adicionales que podrían resultar en problemas con inmigración.

Esto puede suceder fácilmente dado que cuando un policía ingresa a su sistema informático el número de placa del auto que ha detenido, en su computadora aparece automáticamente el nombre del propietario, y junto a éste obviamente aparecerá también alguna orden de arresto si vive de forma indocumentada en Canadá, o los problemas que puede haber tenido un residente permanente.

Lo mismo sucede si la policía solicita la licencia de manejo del conductor, ya que en el acto se va a dar cuenta si esta persona es buscada por inmigración, y si es así la va a arrestar de inmediato.

En tal sentido, estos días son definitivamente un periodo en el que quienes viven de forma indocumentada en el país deben tener mucho cuidado.

Este año, una vez eliminadas las medidas preventivas ante la pandemia, lo más seguro es que todo va a volver a la normalidad a la hora de celebrar las fiestas de Navidad y de Año Nuevo, y todos sabemos que a los miembros de nuestra comunidad les gusta celebrar a lo grande.

Obviamente nos gusta divertirnos, pero hay que tener en cuenta que, si la diversión de un día puede causar que seamos deportados, lo mejor es quedarnos en casita tranquilos. Lo más indicado en este periodo es que las personas que viven sin estatus en Canadá se queden tranquilas en sus casas y traten de no circular mucho por las calles, dado que la policía detiene los automóviles aleatoriamente para chequear qué conductores han tomado y quiénes no.

De igual forma, es sumamente importante mantenerse alejados de aquellos lugares donde puede haber situaciones de desórdenes públicos o de violencia, y a los cuales pueda llegar la policía, porque tan pronto los agentes le pidan los documentos y los ingresen en su sistema, se darán cuenta si existe una orden de arresto en su contra y lo van a detener.

Tenga en cuenta que los agentes, siempre que solicitan sus documentos, los cotejan en su computadora, la cual está conectada a las computadoras de Inmigración. Como dije antes, esta situación puede afectar también a los residentes permanentes, dado que, al ser detenidos y chequeados sus documentos, automáticamente aparecerá si tienen algún problema legal o penal, y tal y como ya lo he explicado en otras columnas, a estas personas también les pueden quitar la residencia si han sido encontradas culpables de un delito y sentenciados a cárcel. Reitero que desde diciembre del 2018 el manejar en estado de ebriedad se ha convertido en criminalidad seria, lo que significa que, si a un residente permanente se le encuentra culpable de conducir en ese estado, puede obtener una orden de deportación.

Explicado todo lo anterior, nuevamente, lo más indicado en estas festividades de Navidad y Año Nuevo es que, si usted tiene algún problema de estatus legal en este país, no se arriesgue a ser detenido, arrestado y deportado a su país de origen. Tome seriamente en consideración lo que ya dije antes: si la diversión de un día puede causar que seamos deportados, lo mejor es quedarnos en casita tranquilos.

3 recommended
comments icon0 comments
0 notes
83 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *